Buscar
  • Victor Puentes

Da tus primeros pasos en la creación de tu Estrategia Digital

En cualquier estrategia, el primer paso para el éxito requiere determinar el estado actual de tu empresa o proyecto y los objetivos que definen hacia donde quieres llegar.


Al igual que en la física, conocer los valores iniciales de una variable ayuda considerablemente a llegar a la solución del problema.


Define tus variables iniciales como recursos, que pueden ser intelectuales, financieros, tecnológicos, etc. Obtén una visión holística de tu empresa o proyecto en términos de facturación, búsquedas mensuales, visibilidad digital, oportunidades de negocio, entre otros.


Mientras más información comprensible logres recabar más estratégicas serán las decisiones que tomes.


A partir de esta información deberás definir tus variables de crecimiento, estás pueden ser: ventas, búsquedas, seguidores, visitas, vistas, etc. Tus objetivos te ayudarán a definirlas.

Seguramente te enfrentarás a más de un escenario, por lo que no está de más prepararse con estrategias adicionales que los contemplen. Piensa que tendrás por lo menos tres escenarios, uno optimista, uno realista y uno pesimista. Anticípate a cada uno estableciendo planes de acción que te permitan reducir la incertidumbre y garantizar el crecimiento de tus variables.


En términos sencillos, ahora tienes una vista interna de tu proyecto, el siguiente paso será obtener una vista externa, y para ello es absolutamente necesario estudiar el mercado y a tu competencia.


Actualmente existen varias herramientas que te ayudan a analizar el mercado en línea y la presencia de nuestra competencia en Internet, entre ellas, spyfu, semrush, mozrank, alexa. Gracias a ellas, podrás realizar búsquedas de las palabras clave que tu competencia usa para posicionarse en la web, la autoridad de sus páginas y descubrir nichos de palabras clave que tienen un volumen alto de búsquedas por mes y baja competencia.


Analizar la dificultad del mercado donde vas a competir y determinar si este está demandando o no lo que quieres ofrecer son los objetivos de este paso, que cumplen con la finalidad de ayudarte a definir tus clientes potenciales a través de un perfil demográfico, el cual será actualizado constantemente a medida que vas adquiriendo nueva información durante la etapa de ejecución de tu estrategia.


Está de más decir que mientras más competidores analices mejor resultará tu estrategia, sin embargo, recomendamos tener cinco empresas como referencia para comenzar: una empresa similar a la tuya, en fase inicial, dos empresas con alrededor de 3 años en el mercado, en fase de crecimiento, y dos empresas líderes en el sector, en fase de liderazgo. Este estudio te ayudará a proyectar tu crecimiento a corto, mediano y largo plazo.


Conociendo tu mercado y competencia deberías tener una idea clara sobre cómo tu empresa se debe comunicar con tus clientes potenciales.


En este sentido, conociendo el público objetivo podemos adaptar el tono y lenguaje del mensaje a sus necesidades, a lo que están buscando y lo que realmente es relevante para ellos. Sabemos dónde debemos posicionarnos para que nos encuentren con el mínimo esfuerzo, y de esta manera, lograremos enfocarnos en el contenido para captar su interés y generar la oportunidad de ofrecer lo que vendemos.


Deberías estar listo para crear tu estrategia, sin embargo, en una próxima entrada te enseñaremos cómo sacarles provecho a herramientas de gestión, a optimizar campañas digitales y más.

26 vistas0 comentarios